El médico como personaje literario en la Edad Moderna

Walter Ledermann D.

Resumen


El médico ha sido desde la Antigüedad víctima de la ambivalencia afectiva de la población, que lo ama y lo odia de acuerdo a sus éxitos y fracasos. Mientras algunos despotrican contra el gremio, se enorgullecen de ser pacientes del Dr. Tal o Cual, a quien se refieren por su nombre de pila, como queriendo sentar dominio sobre su persona. Los hay quienes lo envidian y desprecian en público sus éxitos, que niegan, y su bienestar económico, que desearían tener. Pero, en general, restando y sumando, la opinión pública hoy en día reconoce el avance de la profesión y valora la imagen del médico, en tanto que antaño, cuando el arte fallaba a menudo y la oferta de curación era escasa, esta imagen solía ser poco favorable. La literatura, que registra los usos y costumbres de cada época, presta valiosa ayuda para conocer los cambios que ha sufrido la apreciación de la labor médica y de sus ejecutantes. Una somera revisión de algunos textos clásicos en que aparece el médico como personaje, pueden ayudarnos a visualizar esta evolución, haciendo la salvedad que sólo podemos presentar un puñadito de ejemplos, para colmo elegidos según nuestro personal juicio y gusto.

Palabras clave


doctor, personaje literario; epidemias; investigación médica; Colegio Médico

Texto completo:

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2020 Revista Chilena de Infectología

URL de la licencia: https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0